Comprobá la presión de las cubiertas!

Unas ruedas excesivamente gastadas, desinfladas o pasadas de presión son casi tan peligrosas como una mancha de aceite en el asfalto. La presión debería ser la indicada en las especificaciones del neumático, aunque se permite cierta variación para adaptarlas al estilo de conducción de cada uno. La presión siempre se debe comprobar en frío, ya que al calentarse el aire que llevan dentro aumenta la presión.

#AlpesRacing #Tips